jueves, 21 de junio de 2012

Pintores de El Salvador.

Biografía de Julia Diaz.


(Cojutepeque, 23 de mayo de 1917 - San Salvador, 22 de octubre de 1999) fue una pintora y fundadora de la primera galería de arte en El Salvador.
Fue alumna de Valero Lecha, pintor español radicado en El Salvador, y obtuvo una beca para realizar estudios en Europa, adonde recorrió Francia, Alemania, Holanda y Bélgica. Retornó a su país en el año 1953 y para 1954, desatendiendo el entorno desfavorable para la creación artística, fundó su propio estudio pictórico que se convertiría en centro de artistas e intelectuales, mientras ella pasaría a convertirse en una conocida promotora del arte.
Dicho estudio se transformó en la primera galería de arte salvadoreña en el año 1958 con el nombre de Galería Forma, ubicada en la calle Rubén Darío de San Salvador. Sin embargo, debido a un sismo del año 1965 el inmueble quedó destruido por lo que debió trasladarse a la colonia Providencia.
En 1982, Díaz, junto a varios admiradores de su obra, dieron nacimiento a la «Fundación Julia Díaz», ente dedicado a la promoción de las artes. Para el 1 de marzo de 1983 se inauguró el Museo Forma, el primero de su clase en El Salvador, que contenía su colección privada de pinturas de autores nacionales, la más importante del país. Nuevamente el proyecto de la pintora quedaría truncado por otro sismo, esta vez con el terremoto de 1986, por lo que la colección pasó a manos del Patronato Pro Patrimonio Cultural en las cercanías del Monumento al Divino Salvador del Mundo.
Julia Díaz pasó los últimos años de su vida aquejada por enfermedades, casi ciega, confinada a una silla de ruedas, y envuelta en pleitos patrimoniales. Falleció el año 1999. Sin embargo, el 2008 la fundación reabrió las puertas el Museo Forma en el mismo local del Patronato.
En vida la artista recibió una mención honorífica en la VI Bienal del Museo de Arte Moderno de São Paulo (1961), y sus lienzos, de acuerdo a Bernardo Cevallos: «tratan sobre la maternidad, niños de escasos recursos algunos con rostros macabros, sobre todo los que pintó durante la década de los ochenta».



A Lavar.

A Lavar" (1941) Sus pinturas de los años cuarenta muestran la influencia del maestro Valero Lecha sobre sus alumnos de la cual Julia Día, Noé Canjura y Raul Ela Reyes son contaemporáneos y sus cuadros muestran casi la misma temática en los cuadros realizados por estos artistas en los años cuarentas.

Julia Díaz pinta este retrato tradicional naturalista exaltando la estirpe campesina salvadoreña que recién salía de la peor matanza de indígenas y campesinos en 1932 por el dictador Martínez y la derecha terrateniente criolla.

Maternidad.



Maternidad” Su vida estuvo cimbrada de polémica y enfermedades. Siempre fue soltera, sin hijos, y su orientación sexual maculó su vida privada, sin embargo, y excepcionalmente, en sus temas siempre reflejó la maternidad, la ternura, y la sensibilidad del niño salvadoreño, dándole fuerte expresión al contenido de la maternidad.

Con sobrios colores y superficies llanas, sus obras reflejan muchas facetas, como la angustia de los pobres, el suplicio infantil, la maternidad, etc., todo esto usando simples pinceladas o con embrollos abstractos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada